martes, 28 de septiembre de 2010

Citas de "El lobo estepario" de Hermann Hesse tomadas del blog http://jesade.blogspot.com


"Cada época, cada cultura, cada costumbre y tradición tienen sus ternuras y durezas peculiares, sus crueldades y bellezas; consideran ciertos sufrimientos como naturales; aceptan ciertos males con paciencia. La vida humana se convierte en verdadero dolor, en verdadero infierno sólo allí donde dos épocas, dos culturas o religiones se entrecruzan".

"Hay momentos en que toda una generación se encuentra extraviada entre dos épocas, entre dos estilos de vida, de tal suerte, que tiene que perder toda naturalidad, toda norma, toda seguridad e inocencia".

"La mayor parte de los hombres no quieren nadar antes de saber. ¿No es esto espiritual? ¡No quieren nadar, naturalmente! Han nacido para la tierra, no para el agua. Y, naturalmente, no quieren pensar; como que han sido creados para la vida, ¡no para pensar! Claro, y el que piensa, el que hace del pensar lo principal, ese podrá acaso llegar muy lejos en esto; pero ese precisamente ha confundido la tierra con el agua, y un día se ahogará".

Poema V

Fue demasiado forzado
mi instinto a veces no responde bien
y reto a luchas desbaratadoras a mi sangre
por los caminos de la lucidez demasiado serios
tan llenos de nada
tanto control
Prefiero la loca cascada de emociones
prefiero la mirada fulgorosa de un loco
que la calculada seriedad de un hombre cuerdo
Pero ¡ah! esas caretas de ceño fruncido
¡Ah! Esas apreciaciones calmadas del hombre de bien
parecen tan muertas y secas
y en estos días en que la muerte asoma en cada esquina
en esta seguridad de saber que todo está bien
que para eso hay una medicina
que para eso otro hay un repuesta
que para él hay cárceles
que para el inculto hay escuelas
¿Y la locura? ¿La pasión? ¿La muerte?
¡No! Sé bueno, aléjate de ellas
son peligrosas
no sientas
no grites
no muerdas
escucha, trabaja, obedece.
Haz, di, ten...toma esto
habla de esto
mira esto
sé bueno, calmado y obediente.

Mi instinto a veces me engaña
y te hablo incoherencias
y mi existencia no es suficiente
para tu elevada concepción de la vida
pero espero que
tu piel de magnolia
no me esté engañando.


¿Cómo explico

lo que no puedo entender?

¿No soy suficientemente buena?

¿Estoy colmada de ambiciones disparatadas?

¿Es mi destino una suma de pequeños engaños inverosímiles?

lunes, 27 de septiembre de 2010

¿Quién?

Veo tu nombre convertido en un montón de cenizas
gritando, exclamando y venerando tu libertad.
Las sombras se distancian de tu cuerpo
cuando la neblina de la duda se asoma por tu ventana,
pero tú no lo ves.
Tú sólo ves lo que quieres ver porque
bajo un ataúd de mentiras piadosas
que has construido cuidadosamente
está llameando en silencio el fuego
de una tempestad furiosa que quiere explotar
en tu pecho liso,
bajo tus ojos húmedos de pálida emoción.
La verdad a veces es más de lo que puedes soportar
o bien transforma todo en dudas,
y finalmente no hay tal cosa como una verdad.
Tú lo sabes y lo sabías en aquél entonces
y ahora lo entiendes demasiado tarde quizá
pero tu instinto sigue ahí,
tu salvaje espíritu de lucha inscrustado
entre tus miedos y tus manías.
Si quieres esperar por alguien, ese alguien,
pero ¿quién?
esperar por otras manos y otros ojos
aun más perdidos que los tuyos
bajo el alero de dudas infinitas
e infinitas pesadumbres
que adornarán tus lágrimas
y oscurecerán tu alegría
para que nunca vuelva.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

Pequeña cosa extraña

Las hormigas me dijeron mientras caminaba
que no te dejara escapar
y las nubes me miraban con tristeza
porque saben que me vas a dejar.
Todas las cosas que viven
y las que en un tiempo más vivirán
me gritan con angustia
"ustedes se amarán" ,
pero yo, al cerrar los ojos,
les digo entre lágrimas
"eso ustedes nunca lo verán".
En el largo camino de la vida
nuestras rutas están divididas
y los espíritus que rondan los rincones
se ríen en silencio de mis heridas.
Porque el juez ya decidió mi condena
que es sufrir día y noche
por este amor
sin esperanzas que me hunde en la pena.



Este a alguien le gustaba, ahora eso ya no importa. 

lunes, 20 de septiembre de 2010

Te arranco de mis entrañas

Me pregunto cuál fue el error
cuando veo las noticias y siento
que ni mi vida ni la tuya
cambiarán nada.
Y mientras tú descansas
con un pequeño alien
creciendo en tu panza
y yo te miro desde lejos
sin poder acercarme
nunca más a ti
a ti que fuiste tanto
que aún eres tanto
aún cuando
ya no recuerdo tu mirada
y tú a mí,
que te quiero como un perro a su amo
que prostituiría mi vida
mi alma y mi cuerpo
por tan sólo
un momento más a tu lado,
me miras desde lejos sabiendo
que dos vidas se interponen
entre nuestros respectivos cariños
y que esta vida no alcanzará
para reencontrarnos
y que le pides al cielo
poder volver a empezar
desde cero
aún cuando la vida
que late dentro tuyo se apague
aspirada por el pequeño
que se está tragando tus esperanzas
y yo no lo culpo, ni te culpo

culpo al momento
culpo a estas ganas de acabar todo
y estos tiempos
y culpo a estas vidas
que se nos escapan
sin poder volver a estar
como alguna vez estuvimos.
Y en este segundo
trato de abortar esta emoción
que me controla
y que me hace morir a cada segundo
con gritos
extraerla de mis entrañas a arañazos
secarla con la sal de mis lágrimas
desmembrarla con la furia del fuego que arde
en mi interior desde que te vi y me viste
ese primer día en que comenzó mi tormento.

Vladimir Mayakovsky - Lilichka

" El humo del tabaco resquemó el aire, el cuarto,
un capítulo en el infierno kruchonijiano, ¿te acuerdas?
Tras esa ventana por vez primera acaricié, frenético, tus manos.
Hoy estás con el corazón acorazado, otro día más
y me expulsarás abrumándome de injurias,
en la turbia antesala no acierta con la manga
la mano quebrada de temblor.
Huiré, arrojaré el cuerpo a las calles, arisco,
enloqueceré tajado de desesperación. ¿Para qué eso?
Querida, piadosa, déjame decirte adiós,
aunque no quieras es mi amor lastre que arrastrarás adónde vayas,
deja que llore en el último grito el amargor del desaire,
el buey cansado de trabajar va y se tumba en las aguas frías,
para mí no hay otro mar que tu amor,
y tu amor no concede descanso,
si quiere calma el elefante agotado
se acuesta majestuoso en la arena encendida,
para mí no hay otro sol que tu amor,
y no sé dónde estás, ni con quién.
Si atormentaran así a un poeta, él, por dinero,
cambiaría a su amada y la fama,
pero a mí no me alegra otro sonido
que el sonido de tu nombre entrañable,
no me arrojaré al patio, no beberé veneno
ni podré apretar el gatillo en la sien,
en mí aparte de tu mirada, no manda el filo de las navajas.
Olvidarás mañana que te coroné,
que abrasé en el amor el alma florida,
y el carnaval agitado de los días vanos
aventará las páginas de mis libros,
las hojas secas de mis palabras
¿harán detenerte y respirar con ansiedad?
Déjame que con mi última ternura alfombre tus pasos que se van."


Leí este poema gracias al poema de Bukowski y con la última frase se me apagó un trozo más de alma. Hoy me enteré de cosas que no hubiese querido saber. En fin.
Déjame que con mi sombra toque tu cuerpo que mis manos no pueden tocar. (frase inventada por mí en base a la del poeta). Chao.

sábado, 18 de septiembre de 2010

SERENATA - PABLO NERUDA

En tu frente descansa el color de las amapolas,
el luto de las viudas halla eco, oh apiadada:
cuando corres detrás de los ferrocarriles, en los campos,
el delgado labrador te da la espalda,
de tus pisadas brotan temblando los dulces sapos.

El joven sin recuerdos te saluda, te pregunta por su olvidada voluntad,
las manos de él se mueven en tu atmósfera como pájaros,
y la humedad es grande a su alrededor:
cruzando sus pensamientos incompletos,
queriendo alcanzar algo, oh, buscándote,
le palpitan los ojos pálidos en tu red
como instrumentos perdidos que brillan de súbito.

O recuerdo del día primero de la sed,
la sombra apretada contra los jazmines,
el cuerpo profundo en que te recogías
como una gota temblando también.

Pero acallas los grandes árboles, y encima de la luna, sobrelejos,
vigilas el mar como un ladrón.
Oh noche, mi alma sobrecogida te pregunta
desesperadamente a ti por el metal que necesita.

Pablo Neruda

"Yo me sentí crecer. Nunca supe hacia dónde.
Es más allá de ti. ¿Lo comprendes, hermana?"

jueves, 16 de septiembre de 2010

Blá

Tengo un problema grave que debo expresar en el blog exclusivamente porque en él se genera: cuando escribo en él no puedo hacer rimas. Sí, es verdad. Cuando escribo en este espacio virtual mi pluma virtual me convierte en una virtual mala escritora sin capacidad de generar ni la más básica rima ¡Qué humillante! Siempre he pensado en el acto de escribir como algo sensible, anidado específicamente en la experiencia entre la piel, el lápiz, la hoja en blanco y lo que sienten mis dedos. Algo parecido me pasa cuando quiero dibujar; me resulta imposible desligar mi sensibilidad táctil de mi sensibilidad intelectual. De hecho, mi razón para crear un blog no fue la exposición pública, ni la posibilidad de expresar mis pensamientos políticos en un foro abierto a las críticas o alabanzas, nada de eso me interesa. El blog lo creé para poner a prueba mi total desapego a este tipo de medio, donde todo se virtualiza y todo parece ser una apariencia del mundo frente al mundo real. Quería ver si sería capaz de superar mi torpeza al intentar crear a través de teclas, a través de pantallas vacías y diálogos sin rostros. No lo he logrado hasta ahora: cuando escribo versos en este espacio se parecen más a un diálogo interno que a un poema hecho y derecho y nunca terminan representando con fidelidad lo que quise expresar, a excepción de alguno que otro texto aislado dentro de este cuaderno virtual, todo esto está totalmente desarraigado en relación a mi verdadera poesía que está en el sentir, respirar, oler y palpar la tinta y las palabras. No puedo separar jamás lo que siento de lo que pienso y quiero expresar, y este espacio virtual no puede funcionar de otra manera debido a su mecánica fría y frágil de interrelación entre apariencias del mundo.

Wow: en shock

Tengo una idea atravesada entre los ojos y entre los dedos.
Las sienes me laten con fuerza porque es un pensamiento inusual,
pero aunque es perturbador es también placentero. Le temo.
Me mira esta idea desde todos los rincones del cuarto
en silencio. No respeta mis emociones, no le importa irrumpir
igual que un huracán en mis latidos y cruzarse ahí.
Pum Pum Pum late con insolencia mi corazón
desde que esta idea se atrevió a venir y no puedo controlarme,
no puedo escapar...

Desde que sé que tú...que tú...¿Será verdad?
¿Es una jugarreta? La única vez que hablamos, ¿me mentiste?
Es tan gracioso y tan inverosímil mi destino.
Es tan hermoso haberte conocido, idea perturbadora.
Ahora ¿cómo retomar mi tranquilidad sabiendo aquello?
Después de haberme hecho a un lado del camino ¿debo retomar la senda?
Es tan extraño esto, tan bello...
Me rindo ante ti, pulchra...le cosa più belle del mondo.

viernes, 10 de septiembre de 2010

martes, 7 de septiembre de 2010

Dulce mañana

Oh! la brisa del amanecer, sus sonidos
¿Alguien ha oído los sonidos del amanecer como yo?
¿Alguien más los siente como yo?
Es ese sonido irreproducible
que es particular de las mañanas
un suave ronquido
un suave murmullo de los autos al pasar
de las aves comenzando a vivir un nuevo día.
Los jarrones sobre las mesas
las voces murmurantes
y aún atrofiadas por el sueño
y por el descanso interrumpido.
Todo es delicado, murmurante...
todo incompleto y natural
porque a esa hora
el mundo aún no ha alzado sus máscaras
y las personas se mueven
dentro de su espíritu original.

domingo, 5 de septiembre de 2010

sábado, 4 de septiembre de 2010

A veces me canso de ser Goldmundo. Quisiera la paz y la sabiduría de Narciso. A veces me canso de ser un lobo de estepa y quisiera hundirme en la humanidad con la paz del que no se da cuenta de nada, del que tiene mirada de hombre niño. Sería todo muchísimo más fácil y llevadero. Y luego viene alguien y me dice que la vida no es así, que depende de cada uno mirar el mundo con ojos alegres, pero yo les digo que no es así si tienes los ojos bien abiertos: injusticia por todos lados, por todos lados hambre y dolor. Engaños, manipulaciones, maldad. El mundo me da asco.

Lo Cuerdo Es Montar En Rabia...

Lo cuerdo es montar en rabia
salir a la calle y gritar
a todo galillo
que es más indecente el mundo
y el más perverso de todos mis actos

Como el pirata que navega en tina
y tiene un pato de hule
como enemigo
mi vida es farsante

el más hiriente de mis fracasos
echa raíz
profunda raíz en mi autoestima

Voy a tirar lleno de furia bolas de chicle al mundo
como hasta hoy
beberé más café
y rojo de ira seguiré andando

No puedo
ser delicado
sutil y mentirme
no quiero.


Juan Carlos Lemus

Tengo Una Rabia

Tengo una rabia sin gusto a rabia
que se expresa en una sed sin forma de sed
y tiene su ideal en un vaso de agua pero sin agua
sino hiel, hiel, hiel, hiel.
Y quien se oponga se llevará un chasco,
sí, un verdadero chasco,
porque tendrá que tomarse el vaso de hiel,
él él él él él él él él.


Armando Uribe

No Te Amo, Amo Los Celos Que Te Tengo...

No te amo, amo los celos que te tengo
son lo único tuyo que me queda,
los celos y la rabia que te tengo,
hidrófobo de ti me ahogo en vino.

No te amo, amo mis celos, esos celos
son lo único que me queda.
Cuando desaparezca en esos cielos
de odio te ladraré porque no vienes.


Armando Uribe

Yes, the river knows

No escribiré por ti hoy ni mañana
pero debo decir que tengo rabia
y mis manos se retuercen entre ellas
tratando de salirse del cuerpo que habitan.

Y mis pensamientos se agitan en mi interior
como llamas hirvientes de fuego que derrumban mi paz
Bueno, en realidad la paz nunca existió
era un edificio de nubes en el que habité
para huir del mundo exterior

A mí no me gusta el mundo
no me gusta el ser humano
no me gustan las ideas
no me gustan las ciudades
con su falso equilibrio
pretendiendo ser paraísos
dentro del infierno
paraísos de mentiras
paraísos de verdades reprochables
unilaterales e impropias.

No me gusta mirar el cielo gris,
prefiero un gran hueco azul sobre mi cabeza
no me gustan los océanos de concreto seco,
áspero y caliente.
No me gusta tener sed de humanidad
aquí donde sólo compiten
cuerpos duros y llenos de mentiras.
Me gustaría no estar aquí.